Generador de velocidad variable establecen ventajas a las embarcaciones comerciales

tecnobus dieselLas necesidades económicas de las operaciones de los barcos comerciales han aumentado su interés y se han convertido en un foco sobre los que trabajar para encontrar soluciones optimas a cada traslado que realizan. En este sentido, Rolls – Royce ha estado dedicando esfuerzos a encontrar una tecnología adecuada que permita cumplir con las necesidades especificas de este tipo de traslados.

En los últimos años, el interés en las unidades de velocidad variable como conductores de las embarcaciones comerciales ha aumentado, pero ¿En qué consiste este funcionamiento?

La tecnología de velocidad variable permite que la velocidad de la ingeniería se module y se adecúe en función de la carga eléctrica, lo que permite una optimización de recursos que economiza el funcionamiento.

En comparación con las unidades tradicionales de velocidad constante, las variables ofrecen grandes ventajas: Permite reducir en un 15% en el consumo de combustible; Aumenta en un 20% el tiempo entre revisiones; Emite menos emisiones sonoras y aumenta la densidad de fuerza sin necesidad de ocupar grandes espacios en la instalación.

Las unidades de velocidad variables son especialmente útiles en operaciones que funcionan con un gran número de bajas cargas eléctricas – por ejemplo, cuando la embarcación se encuentra en modo espera.

Eficiencia del combustible

Comúnmente, los grupos electrógenos constantes están diseñados para optimizar el consumo en altos niveles de carga, por encima del 75%. El gasto de combustible está relacionado con la carga y la velocidad del motor. Para entender el proceso de forma más clara, esto se asemeja al funcionamiento de los coches con cambios manuales de marcha. En estos vehículos, el conductor, para optimizar el consumo, intenta llevar el motor en revoluciones bajas y en velocidades bajas, con la misma carga eléctrica, se ahorra combustible.

Para alcanzar este punto, la frecuencia se ajusta en dos pasos a través de convertidores. En primer lugar, desde AC (Corriente alternativa) a DC (Corriente directa). El segundo proceso vuelve a corriente alternativa a través de un interventor.

Flexibilidad

Actualmente, los operadores de barcos están en la búsqueda de sistemas flexibles que ofrezcan tecnología, que aporten un funcionamiento lo más eficiente posible. Con el motor variable de mtu existe la posibilidad de personalizar la curva de conducción según las propias necesidades de los clientes a través de un test de simulación.
Este proceso tienen en cuenta diversos factores como por ejemplo: las condiciones extremas de navegación y los requerimientos de seguridad específicos.